19 enero 2007

VAMPIROS

SOY LEYENDA.
El hecho de estar leyendo un maravilloso libro, "Soy Leyenda" de Richard Matheson, me ha hecho reflexionar e investigar sobre los vampiros. Aqui queda esto.
El mito del vampiro ya era conocido por los antiguos griegos.
Se define la palabra vampiro como: "Un fantasma o el cuerpo reanimado de una persona muerta que se alimenta de sangre, el alma o el cuerpo reanimado de una persona muerta de la cual se cree sale de su tumba, vagando en la noche chupando la sangre de las personas que duermen, causándoles la muerte".
Otra definición nos dice que el vampiro es "Un cuerpo espectral, que de acuerdo a supersticiones existentes en los países eslavos y demás pueblos en el bajo Danuvio, salen de la tumba durante la noche, manteniendo en todo momento el semblante de la vida gracias a que chupan la sangre de hombres y mujeres mientras estos duermen. Se convierten en vampiros los hechiceros muertos, herejes y los asesinados por otros vampiros".
El vampirismo estaba conectado con la magia negra, se suponía que una persona muerta embrujada podía ser convertirse en vampiro. O también cualquiera maldecido por sus padres o que había sido excomulgado por la Iglesia tenía grandes posibilidades de ser un vampiro. Enfermedades poco comunes como la catalepsia o el porfirismo eran explicados como vampirismo. Si se sospechaba que un muerto reciente había atacado a los vivos en la forma de un vampiro, se procedía a revisar el cadáver para descubrir los síntomas de este "mal". Si el cuerpo presentaba las mejillas rosadas y sangre en sus labios (signos inequívocos de un cuerpo que entra recientemente en descomposición), el diagnóstico era claro, y para remediarlo, se procedía a clavar una estaca en el corazón del desdichado y a cortarle la cabeza.
Otros casos de " vampirismo" se podían dar por causas físicas, al parecer cierto individuos padecen una enfermedad hereditaria llamada porfiria cuyos síntomas son la imperiosa necesidad de beber sangre, una anemia crónica, sensibilidad a la luz solar y retracción de las encías lo que da la impresión de que sus dientes aumentan de tamaño, particularmente los colmillos.
Hay muchas explicaciones para tratar de comprender "lógicamente " el mito del vampiro, por una parte las culturas primitivas creían que comer la carne o beber la sangre de un enemigo digno otorgaba al vencedor la fuerza del caído, por lo que los guerreros primitivos practicaban determinadas formas de vampirismo y canibalismo ritual. Por otra parte, cuando un personaje en vida se había destacado por su crueldad, la gente temía, con bastante lógica, que su espíritu demoníaco retornara después de la muerte para seguir haciendo daño, por lo que era muy común que a criminales perversos se les cortara la cabeza.
OTRA CATEGORÍA DE VAMPIROS MÁS MODERNOS:
VAMPIROS EMOCIONALES
Están ahí afuera, disfrazados como gente normal hasta que sus necesidades internas los convierten en depredadores. No buscan vuestra sangre, sino vuestra energía emocional.
Tienen el poder no solo de exasperaros, sino de hipnotizaros, de obnubilaros la mente con promesas falsas hasta enredaros en sus hechizos.
Los vampiros emocionales os atraen para luego vaciaros, vecinos cálidos y cordiales delante de vosotros, que a vuestra espalda extienden rumores.Al principio parecen mejores que las personas corrientes. Son brillantes, encantadores. Os caen bien, confiáis en ellos, esperáis más de ellos que de otras personas.Esperáis más, pero recibís menos y al final os capturan.
Los invitáis a que entren en vuestra vida y rara vez os dáis cuanta del error hasta que han desaparecido, dejándoos vacíos, las carteras vacías o, quizá, el corazón roto. Aún entonces os preguntáis...¿serán ellos o yo?. Son ellos. Vampiros emocionales.
* Inmadurez frente a maldad *
No son intrínsecamente malos, pero su inmadurez les permite operar sin pensar si sus actos son buenos o malos.
Estrategias exitosas para enfrentarse a ellos, consisten en: establecer límites, estar preparados para las contingencias, ser consistentes, mantener los discursos al mínimo, y castigarlos.
LAS REGLAS EN LAS QUE SE BASAN
Los vampiros se rigen por reglas completamente diferentes . No son justos , pero sí bastante consistentes.
"Mis necesidades son más importantes que las vuestras"
Operan con el egoísmo de los depredadores y de los niños. Si vuestras necesidades entran en conflicto con las suyas es cuando sacan los colmillos.
"Las reglas se aplican a otras personas, no a mí"
Creen que tienen derecho a sacar ventaja de no regirse por las reglas que siguen otras personas. Se saltan los turnos, no esperan en las colas...
"No es mi culpa, jamás"
Los vampiros jamás cometen errores, nunca se equivocan y sus motivos siempre son puros. Otras personas se aprovechan de ellos de forma injusta. Los vampiros no asumen la responsabilidad de su propia conducta, en especial cuando conduce a consecuencias negativas.
"Lo quiero ahora"
Los vampiros no esperan. Si os interponéis en su camino o intentáis retrasar su gratificación , os encararán con gruñidos."Si no me salgo con la mía, me da una rabieta"Cuando no se salen con la suya, son capaces de crear una imponente serie de desdichas para las personas que les han negado algo. Son explosiones emocionales manipuladoras. Muchas de las cosas irritantes que hacen cobran sentido cuando se las considera como rabietas.
LO QUE OS PUEDEN HACER
Los Vampiros Emocionales os UTILIZARÁN para satisfacer cualquier necesidad que experimenten en ese momento. Carecen de escrúpulos para aprovechar vuestros esfuerzos, dinero, amor, atención, admiración, cuerpo o alma con el fin de satisfacer sus anhelos insaciables. Quieren lo que quieren, y poco importa lo que vosotros sintáis al respecto. Cuando se ofrecen a ayudaros o a daros algo, por lo general ocultan un motivo. Les falta integridad. Tienen muy poca idea de quién o qué son en realidad. Solo saben qué quieren. Se sienten confusos de su propia identidad. Si os relacionais demasiado con ellos , terminaréis por no conoceros. Estaréis CONFUSOS de vuestra identidad.
Carecen de percepción para ver sus errores. Es difícil que realicen cambios reales de su comportamiento. Obtienen poder de los secretos. En el trato que mantengáis con ellos cuidáos de las informaciones que compartis.
El mordisco de un vampiro puede convertiros en vampiros. Los Vampiros Emocionales a menudo provocan reacciones poderosas e inmediatas, tanto positivas como negativas. Los signos peligrosos de que estais siendo hipnotizados, y a modo de ejemplo, podrian ser estos:
- Os estáis desviando de vuestra manera habitual de hacer las cosas.
- Estáis pensando en Superlativos (ya sea del tipo mejor o más prometedor o bien peor o mas irritante)."Si un trato parece demasiado bueno para ser verdad, desconfía"
- Notáis una comunicación instantánea (quizá ese alguien os reconoce como os gustaría que os vieran de verdad o bien fingir que os ve de esta manera).
- Estáis considerando especial a la persona o a la situación, notáis una falta de interés por la información objetiva (probablemente si prestáis demasiada atención a los hechos, romperíais el amable hechizo).
No permitáis que sigan abusando.Cuando los Vampiros Emocionales se sienten descubiertos, empiezan a proyectar realidades alternativas.
En estos casos hay que recordar 2 palabras: DATOS OBJETIVOS.
Si nos centramos en esos datos objetivos y no subjetivos, podremos descubrir la manipulación, el engaño, las mentiras y todo lo que nos pasa tendrá sentido. Entonces, podremos alejarnos del Vampiro Emocional.

3 comentarios:

IXABO dijo...

Si lo has leido todo y después de eso eres tan valiente como para poner algo aquí...
VIVA TU!!!

Besotes...

Tilmost dijo...

Yo conozco a un Vampiro Emocional... pero... ¿no eres tú Ixabo Van Helsing?
TAS

IXABO dijo...

Soy blogautista.

Por que si y por tiempo indefinido e impredecible.

He dicho.

Chaus.

Me voy a pelear a mi caballero con alguien...