15 agosto 2009

OTRO ATARDECER

Una tarde más, un día más...
Ayer no tuve una buena mañana, supongo que hay días en los que nada te cuadra, todo te sobrepasa y casi nada puede hacerte sonreir... Cansancio, tal vez, mezclado con unas gotas de rabia contenida y unos gramos de desilusión, esencia de "que he echo yo para merecer esto" aderezado con nostalgia y regado con aroma del ayer.
Un buen cocktail para poner el broche a un viernes fugaz, a cinco horas de "por que no para de sonar el teléfono".

Después, una tarde de charla parecida a las de antes... compras y caravana... reaparición del cansancio, tal vez...

Varios pensamientos asaltan mi mente a lo largo del día, pero sobre todo, una pregunta, ¿por qué?...
Creo que nunca he hecho mal a nadie, por lo menos no conscientemente, creo que nunca he juzgado y condenado a nadie, creo que siempre he respetado la independencia ajena, los actos ajenos, los errores ajenos...
¿Por qué se inventa y se retuerce la vida de esta forma a una persona? El tiempo lo cura todo, pero la memoria no olvida... Y después de este descanso en mi mar de calma, alzaré la voz, para que sea oída y... renaceré con más fuerza aún para entablar batalla, por que... no me hundo, sigo aquí. Y... te puedo. Porque con la verdad se llega a todas partes, y la mentira recorre un camino muy corto... Porque afortunadamente, con el paso de los años, he demostrado como soy y algunos han sabido apreciarlo... Porque no es lo mismo ser, que aparentar... Porque hay que ser, ante todo, una buena persona.
Porque es mi vida y me encanta disfrutarla, apreciarla y simplemente, vivirla.
Porque existe gente maravillosa...
Porque cada atardecer es único...


Gracias a Paco Merino Ansin, por sus magníficas y evocadoras fotografías
(Es usted un captador de momentos y sensaciones impresionante).

8 comentarios:

José Ramón dijo...

Hola llegue a tu blog como muchas cosas pasan por causalidad pero e visto que esta lleno de magia en tus palabras es real mente fantástico te felicito

Soñadora dijo...

Que lindo es saber que cada atardecer es único no? Y cada instante especial y diferente!
Besitos,

Timoteo Estevez dijo...

bien lindo...

Sergio López dijo...

Bonita imagen para ilustrar tus palabras.

Un saludo!

Belkis dijo...

Hola Itxabo, aunque sigo de vacaciones he venido a dejarte un saludo. En tu atardecer noto que te invade la nostalgia, pero sé que ya lo habrás superado, porque este mundo es de los fuertes y después de la tormenta siempre sale el sol. A veces es bueno dejarse llevar por la nostalgia para recuperar la importancia y belleza de las pequeñas cosas. A partir del 7 u 8 de septiembre me reincorporo a los blogs amigos de manera habitual. Recibe un abrazo y hasta prontito

Moonlight y Paula dijo...

Que no se te olvide que tienes a MUUUUUUUCHA gente que te queremos (me incluyo, como no) y que, si necesitas un achuchón, te lo daremos aunque algun@s de nosotr@s estemos un poquito alejados de ti por kilómetros.
Milloooooooooooones de besos, trastillo, sigue siendo como eres... el día que cambies dejaré de hablar contigo, ¿lo sabes verdad?
^_^

FAIL dijo...

Aprecí por aquí y con tu permiso me quedaré...me gusta cómo escribes.

Un abrazo desde Barcelona

IXABO dijo...

Gracias a todos, siempre sois bienvenidos en este humilde rincón de mi alma...
Gracias por vuestro tiempo y vuestras palabras.
Besotes.