09 agosto 2009

SOLO RECUERDOS...

Hace ya cuatro años que te echo de menos...
Pero me quedo con tu sonrisa, de hecho, la recuerdo como si la estuviese viendo ahora mismo...
Recuerdo esos viernes por la tarde, (el mejor día para trabajar era ese...) mirabamos expedientes, preparabamos cartas... pero sobre todo, recuerdo que venias a trabajar en vaqueros...
Era el día de los chistes, del cafe en el Ibiza y de esas charlas en plan: hay que hacer cosas, pero vamos a hacerlas tranquilamente... Era el día en el que eras tú, Federico y yo... Nadie me ha vuelto a llamar así desde que te fuiste... asi que me lo guardo para nosotros...
Recuerdo aquel viernes que estabas tan enfadado que tiraste un expediente al suelo y me gritaste (esos enfados tuyos... esa seriedad de lunes a jueves...). Recuerdo como lo dejé en el suelo, entré a tu despacho y te pregunté si tenía solución... como la encontramos, como te dije que recogieras el expediente del suelo y como lo hiciste con una sonrisa... como me fui corriendo en busca de la solución y como, cuando volví, me dijiste que para que habia vuelto, que bastante había hecho ya... como te dije que no me habias dado café ni habiamos mirado expedientes. Nos fuimos a tomarlo aquella tarde de terral y no volvimos a trabajar ese día. Recuerdo que me dijiste que irias al cine y me sentí muy bien, por que sonreias y te habias relajado.
Recuerdo las ultimas palabras que me dijiste: "No te preocupes, bonita, que esto se cura, tiene solución, mañana estaré mejor... Vendras por la tarde?", y como no pude ir, por que no estabas allí. Recuerdo tus ultimas horas, tu lucha, por que no te rendiste en esos tres días... Recuerdo el ultimo beso que te dí aquel temprano domingo día 8 de agosto, cuando ya no respirabas...
Sabes? Me quedo con la sensación de haberte conocido, de haber aprendido tanto... Me quedan tu risa, tus chistes, tus llamadas a las cuatro de la tarde en pleno mes de julio...: "Estoy tomando un café, te espero aqui si vienes de camino..."
Si, me quedo con esas tardes de viernes, Federico. Con esos viernes, que eran todos los días de agosto...
Me quedo con tu recuerdo, que aunque a veces me evoca el dolor de haberte perdido, hoy, me evoca una sonrisa...
No imaginas lo que significa una persona en tu vida, no lo piensas, hasta que ya no la tienes...
Gracias por haber estado ahí y por haber confiado en mí.
Te sigo echando de menos...

6 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Sentida y hermosa forma de expresar lo que nos acompaña en nuestro diario vivir.

Saludos

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...cuando el recuerdo quema te lava y lleva como un angel al cielo ...mi buena amiga donde el saber es comunion la piel se da de bruces entre ser y sido y en tus textos llenos de vida trsnmiten lo vital de el momento magico que nos hace ser libres...

siempre desde mi alma a la tuya
con afecto :



jose ramon


es recordar es volver a vivir...y si revivir la solera del aire de nuestra mente al abrazarse al corazon es bueno , mucho mejor, mi alma eterna contigo...

Moonlight y Paula dijo...

Sigue acordándote de esos días con él, de esas broncas y esas sonrisas, de vuestros secretos que quedarán en tu memoria para siempre.
Es "algo" tuyo y nadie podrá quitártelo.
Cuando necesites un abrazo, un chiste, un café, un mimo, retrocede en tus recuerdos y los volverás a tener ...
Un beso enorme rubia, sigue sintiendo como sientes, sigue amando como amas y sigue llorando (pero sólo de vez en cuando) que es lo que hace de ti que seas tan auténtica.

Dhyrxios dijo...

Para que comentar nada.....ya esta todo dicho

Belkis dijo...

Hola Ixabo, vengo a agradecerte el que me sigas y a conocer tu espacio. Muy bonito el escrito que nos dejas que refleja melancolía y aprecio por ese alguien que estuvo y ya no está pero que por lo visto siempre te acompañará. El recuerdo es un fiel compañero. Un afectuoso abrazo.

IXABO dijo...

Mil gracias por vuestras palabras... Es un honor que empleeis vuestro tiempo en dejar la huella de vuestros pensamientos en este recóndito lugar de mi alma...